El espía de la noche, un cuento en el universo erótico de Itahisa de Atlantis

Cuando el joven Etxekide llega con un ramo de flores a la casa de su amada Itahisa, descubre que ella se encuentra en la cama con otro amante.

¿ Qué tan mala puede ser una noche para un hombre en una sociedad gobernada por las mujeres ?

Para averiguarlo conoceremos los perfumes de dhalias púrpuras y orquídeas negras, aprenderemos sobre linces rojos y cabras lecheras, y nos introduciremos en misteriosas tecnologías de curvaturas y espejos de bronce.

descargar gratis El Espía de la Noche de Quique Tavernini

(PDF, 12 páginas)

Advertencia: Esta es una ficcion erótica que incluye escenas sexuales explícitas, en algunos casos fuera del marco de lo socialmente aceptable en términos modernos.

recorte2-Guaxara

“— Qué ocurriría si no controláramos la energía masculina ? Qué ocurriría si los hombres nos gobernaran ? Puedo decírtelo con certeza, Etxekide. Viviríamos como las bestias, matándonos unos a otros, comiéndonos los unos a los otros. Viviríamos en los árboles aullando como los gatos monteses. No tendríamos una Religión que propicia la convivencia placentera entre mujeres y hombres. No dominaríamos las Ciencias de la Navegación, del Cultivo, de la Música, ni de la Eskritura. No habríamos construido la civilización más avanzada que ha existido sobre esta Tierra.”


En el Principio, era la Madre

Ama, la Diosa Madre

Ama, la Diosa Madre

La palabra “mamá” como sustantivo coloquial de “madre” es una de las más universales de la humanidad.

Aunque se cree que el origen del término proviene del primer balbuceo de los bebés, es realmente llamativo que en muchísimas lenguas que se suponen jamás conectadas, utilizen el mismo vocablo para referir a la madre.

Mamá es “Ama” para los navajos, los árabes y los vascos. También lo era en lenguas hoy muertas como el etrusco, el tartésico y el guanche.

En quechua se dice “Mama” pero también en ruso, chino, búlgaro, japonés, indonesio y swahili. En inglés es “Mum” pero se pronuncia “mam” como también en hindi, alemán y galés.

Es inferible que de la raíz “ama” hayan derivado los sustantivos “amor”, “ama” (dueña) “mama” (teta) y por ende los verbos amar, mamar y amamantar.

¿Cómo es posible que sociedades de orígenes tan remotos utilicen la misma palabra para el mismo significado ?

La hipótesis de que los todos las lenguas del mundo compartan alguna raíz o hayan sido influidas unas por otras en tiempos ancestrales no es generalmente aceptada. La etimología se limita a informarnos que una palabra viene del latín o del griego. Y que el latín y el griego podrían compartir un origen “indoeuropeo” emparentado con el sánscrito.

Con eso llegamos a retroceder unos cuatro mil años antes del presente. Pero ¿ qué ocurrió antes ?  ¿ De dónde provino el sánscrito ?

¿ Cómo se explica que los nativos americanos tengan algunas palabras comunes con los antiguos mediterráneos como los beréberes, tartésicos y etruscos ? ¿ Y éstos con los chinos e indonesios ?

Desde hace más de diez mil años, casi todos los recién nacidos en este planeta fueron enseñados a decir “ama” o “mama” o “mam” para llamar a sus madres.

¿ Estamos ante una asombrosa casualidad o podría ser un indicio de que una cultura ancestral expandió su influencia en todos los continentes ?

En tal caso habría sido una cultura donde la madre ocupaba un lugar principal.

afrikaans ma
albanés mom
alemán mom / mam
árabe ama
armenio mom
aymará mama
azerbahiany ana
beréber ma
bosnio mama
búlgaro mama
coreano eomma / oma
croata mama
chino mama
danés mom
español mamá
etrusco ama
francés maman
galés mam
gallego mamá
griego mamá / moma
guanche hama
hindi mam
indonesio mama
inglés mum / mam
islandés mamma
italiano mamma
japonés mama
náhuatl nana
navajo amá
noruego mamma
polaco mama
portugués mamãe
quechua mama
rumano mama
ruso mama
sueco mamma
swahili mama
tailandés mæ̀
tartésico ama
turco anne
vasco ama
vietnamita mẹ
yiddish mám

Los arios: La historia que todos creyeron, pero era mentira.

Max Muller

Max Muller

A principios del siglo 19 los británicos tenían un imperio,
los austríacos tenían un imperio,
los españoles tenían un imperio,
los portugueses tenían un imperio,
los franceses, un conjunto de colonias y una cultura envidiable
los italianos, un recuerdo glorioso del imperio romano
los griegos, un recuerdo glorioso del imperio helénico,
pero los alemanes, solamente tenían una historia deshonrosa.

Fue entonces, en 1848, que el académico alemán Max Muller inventó una leyenda que tuvo el poder de cambiar la historia.

A partir de su estudio de las semejanzas entre el sánscrito y el alemán, propuso que una supuesta raza aria sería la creadora de la antigua civilización de la India. Los arios de piel blanca habrían conquistado y “civilizado” a los dravidianos de piel más oscura.

La idea fue recibida con beneplácito en medios académicos y políticos alemanes, deseosos de limpiar su vergonzoso pasado.

La idea fue adoptada con beneplácito por los ingleses, porque era funcional a su estrategia de colonización en la India.

La idea fue aceptada por ciertos sectores de la aristocracia en India porque era funcional a sus intereses y privilegios.

De tanto repetirla, la idea se convirtió en verdad, el mundo entero la creyó. No solamente devolvió la autoestima a la nación germánica y fue un aglutinante de su unidad dispersa, sino que fue más allá. Los alemanes se sintieron protagonistas de la historia y se sintieron llamados a ejercer un rol civilizador en el mundo.

Aquella idea terminó alimentando varias guerras civiles y un par de guerras mundiales produciendo millones de muertos.

Pero “la idea” era una mentira. Un burdo embuste que el propio Max Muller intentó desmentir al advertir con horror las consecuencias que iba a traer.

Max Muller no pudo matar al monstruo que había creado. La leyenda de una raza “indoeuropea” siguió viva aun cuando jamás hubo una evidencia que la sustentara.

Aun cuando los descubrimientos arqueológicos nos mostraron una historia bastante distinta.

Hoy sabemos que sí existieron invasiones hace 5 mil años, pero que no partieron de la India, sino del Cáucaso, en todas direcciones.

Que no eran arios nobles sino pastores kurganes. Que no eran altos sino más bien pequeños. Y que no eran “civilizados” sino extremadamente violentos.

Hordas de nómades que impusieron el hierro y la cultura patriarcal.

Y que terminaron aniquilando la cultura milenaria, pacífica y matriarcal de la Europa Neolítica.

—-

http://es.wikipedia.org/wiki/Arios

http://es.wikipedia.org/wiki/Max_Muller

http://losdeabajoalaizquierda.blogspot.com/2008/01/el-mito-de-la-raza-aria-teora-de-la.html

http://www.europaindigena.com/2%C2%AA-parte/ii-la-muerte-del-viejo-mundo/6-las-invasiones-indoeuropeas/


Avatar y los Guanches, la historia que nunca nos contaron.

La mujer Na'vi y la mujer Guanche

La mujer Na’vi y la mujer Guanche

La historia que nos contaron La historia que no nos contaron
La conquista de Pandora ocurre en el año 2154 La conquista de las Islas Canarias ocurre entre 1402 y 1496
Los conquistadores terrícolas buscaban explotar Unobtainium, un mineral de altísimo costo en la Tierra. Los conquistadores españoles buscaban explotar la Orchilla, un líquen colorante de altísimo costo en Europa
Los Na’vi eran muy altos, trepaban las montañas como cabras, y andaban desnudos Los Guanches eran muy altos, trepaban las montañas como cabras, y andaban desnudos
En la sociedad Na’vi las mujeres tenían gran poder político y religioso En la sociedad Guanche las mujeres tenían gran poder político y religioso
Los Na’vi hablaban un lenguaje incomprensible y tenían una comunicación asombrosa con la Naturaleza. Los Guanches hablaban un lenguaje incomprensible y tenían una comunicación asombrosa con la Naturaleza.
Los conquistadores de Pandora utilizaron helicópteros, misiles, robots, ametralladoras y gases tóxicos contra las flechas de los Na’vi Los conquistadores de las Canarias utilizaron ballestas y arcabuces de cincuentra metros de alcance, contra las piedras y los bastones de los Guanches
Los terrícolas inventaron formas sofisticadas para infiltrar a los Na’vi para ponerlos de su parte, con relativo éxito Los conquistadores españoles buscaron todas las formas de infiltrar a los Guanches, con relativo éxito
Los terrícolas, tras una espera de tres meses, se decidieron a atacar y destruir los lugares sagrados de los Na’vi Los españoles, tras una espera de cien años, se decidieron a atacar y destruir los lugares sagrados de los Guanches
Los Na’vi ofrecieron una increíble resistencia, aprovechando el dominio del terreno frente a la superioridad bélica de los terrícolas Los Guanches ofrecieron una increíble resistencia, aprovechando el dominio del terreno frente a la superioridad bélica de los españoles
Los Na’vi, bajo el liderazgo de un “elegido” lograron salir victoriosos y expulsaron a los terrícolas de Pandora Los Guanches fueron masacrados, sus mujeres violadas, sus jóvenes vendidos como esclavos, su cultura destruida para siempre.
(la más exitosa de todas las superproducciones de la historia del cine) (uno de los capítulos menos conocidos de la historia de la humanidad)

Itahisa de Atlantis
La historia que no nos contaron


Del útero a la cruz: los orígenes neolíticos del cristianismo.

El Buen Pastor

El Buen Pastor

Es poco sabido que durante trescientos años los primeros cristianos jamás utilizaron el símbolo tradicional de la cruz cristiana ni tampoco la imagen del Cristo crucificado.

Los símbolos religiosos que pueden encontrarse, por ejemplo en las catacumbas romanas, incluyen las imágenes del Pez, el Buen Pastor, la Paloma y el Ancla.

Pero esta simbología originaria del cristianismo tiene raíces muy anteriores a Cristo.

El Buen Pastor es conocido en la mitología griega como Apolo y en la sumeria como Dumuzid.

Probablemente sus referencias más antiguas se remontan hasta el Neolítico.

El Pez se relaciona con la inscripción ICHTHYS:  “Jesucristo, Hijo de Dios, Redentor” y con la condición de pescadores de los discípulos.

De la Triple Diosa al Pez

De la Triple Diosa al Pez

Pero el símbolo del Pez tiene un origen arcaico, que es posible encontrar también en las religiones del Neolítico.

El prehistórico ícono pagano de la Triple Diosa, que muestra las tres fases de la luna (menguante, llena y creciente) puede relacionarse con la representación del Pez de los albores del cristianismo.

Si bien estuvo ausente la cruz que hoy conocemos, existieron varios símbolos de la cruz en los primeros siglos de la era cristiana: la cruz Ankh egipcia, la cruz Esvástica, la cruz Chi-Ro (crismón) y la cruz Tau.

La cruz Tau (aun hoy utilizada por los Franciscanos) es una letra T con los brazos ensanchados y se vincula con la representación del Toro y con la constelación y signo zodiacal de Tauro.

La cruz Tau como símbolo religioso se remonta los antiguos egipcios y fenicios como reverencia al bovino sagrado (toro, becerro, vaca o bisonte).

UTERUS - TAURUS - TAU

UTERUS – TAURUS – TAU

Y según la antropóloga Marija Gimbutas, la cabeza del bisonte, que puede hallarse en el arte de la cultura Vinca unos cinco mil años antes de Cristo, representa los órganos reproductores femeninos: el útero, las trompas y la vagina.

“La sustancia de lo que hoy nosotros llamamos cristianismo existía ya en los antiguos y estaba presente desde los orígenes de la humanidad. Finalmente, cuando Cristo apareció en carne, lo que siempre existió comenzó a llamarse religión cristiana”

San Agustín de Hipona, Retractaciones, 1, 12, 3, circa 400 d.C.

“Antes de Cristo el cristianismo era anónimo e implícito. No poseía todavía un nombre, aunque existiese y fuese vivido por los hombres… El hecho de que al principio el cristianismo no se llamara así no significa que no existiera. Existía, pero escondido, anónimo y latente. “

Leonardo Boff, teólogo, Reflexiones sobre la esencia de lo cristiano, 1981.


La hipótesis Itahisa

Atlantis no era una isla, sino una federación de siete ciudades ubicadas en torno al Mar Caribe.

La sociedad atlanteana era matriarcal.

La religión atlanteana era politeísta y sus dioses principales eran femeninos.

Los atlanteanos eran Cro-Magnon, (homo sapiens con un diez por ciento más de capacidad craneal y quince por ciento más estatura que los humanos actuales) .

El idioma atlanteano era un proto-vasco / proto-náhuatl.

Todos los atlanteanos tenían sangre del grupo O con factor RH negativo.

Los atlanteanos eran expertos navegantes. Sus barcos viajaban por todas las costas del océano Atlántico y por los principales ríos del continente americano.

Los barcos atlanteanos realizaban las expediciones de larga distancia en flotillas de doce o más barcos.

Los barcos atlanteanos estaban estandarizados, de modo que era sencillo repararlos en los puertos o incluso en alta mar.

La civilización atlanteana dominaba la metalurgia del oro, la plata y el bronce.

La cultura atlanteana inventó la escritura.

La cultura atlanteana disponía de avanzados conocimientos en agricultura, astronomía, matemáticas, arquitectura, ingeniería y medicina.

La cultura atlanteana utilizaba un sistema numérico sexagesimal, dominaba la trigonometría y la cartografía.

Los atlanteanos no conocían la moneda, todos los intercambios de mercaderías se realizaban por trueque.

Atlantis nunca estuvo en guerra con otras naciones, carecía de ejércitos y desconocía las fortificaciones.

En los tiempos de Atlantis, en el actual continente americano existía una variada megafauna que incluía los elefantes, perezosos, camellos, osos y felinos más grandes que hubo sobre la Tierra.

La población de Atlantis superaba las cien mil personas en el momento de su mayor expansión.

La civilización atlanteana se encontraba en su máxima expansión en el momento de su destrucción.

Las siete ciudades de Atlantis con todos sus habitantes fueron destruidas por un cataclismo cósmico ocurrido hace 12900 (doce mil novecientos) años.

El cataclismo cósmico se produjo como efecto del cruce de la Tierra con una nube de fragmentos de un cometa.

Como consecuencia de ese cataclismo cósmico el nivel de los mares se incrementó bruscamente en más de trescientos metros.

Como consecuencia de esa elevación de los mares las costas de todos los continentes cambiaron su perfil, desaparecieron muchas islas y otras se redujeron o se fraccionaron.

Como consecuencia de esa elevación de los mares las siete ciudades de Atlantis quedaron sumergidas a más de 300 (trescientos) metros de profundidad.

Como consecuencia de ese cataclismo cósmico se produjo el cambio climático conocido como Dryas Reciente (Younger Dryas).

Como consecuencia de ese cambio climático se extinguieron todas las especies de grandes mamíferos de América.

Escasísimos sobrevivientes atlanteanos del cataclismo fundaron asentamientos en Norte, Centro y Sudamérica, en la Península Ibérica y en el noroeste de Africa.

Con el tiempo, los asentamientos de sobrevivientes de América fueron la cuna de las civilizaciones Mesoamericanas.

Con el tiempo, el asentamiento de sobrevivientes en la Península Ibérica dio lugar a la cultura Tartésica-Turdestana.

Con el tiempo, el asentamiento de sobrevivientes en Africa dio lugar a la cultura Mauritana.

Las culturas tartésica y mauritana dieron lugar a la cultura Micénica y a la del antiguo Egipto, más tarde a la Fenicia  y por último a la Púnica-Cartaginesa.

Estas culturas descendientes de Atlantis (los pueblos del mar) dominaron el mar Mediterráneo durante casi 10000 (diez mil) años, resistiendo múltiples agresiones de pueblos invasores.

Estas culturas descendientes de Atlantis (los pueblos del mar) comunicaron a las culturas tolteca, azteca, maya e inca con las culturas tartésica-micénica-fenicia-cartaginesa del Mediterráneo.

Recién en el último milenio a. de C., las culturas descendientes de Atlantis fueron derrotadas, arrasadas y borradas de la historia por culturas patriarcales que dominaban el hierro:  los griegos y los romanos.

Todos los conocimientos que atribuimos a los griegos y los romanos fueron en realidad herencia atlanteana.

Los últimos descendientes de atlanteanos fueron aniquilados por los conquistadores españoles en México, Centroamérica, Sudamérica y en las Islas Canarias hace quinientos años.

Algunas trazas de la cultura atlanteana sobreviven hasta hoy en la culturas celtas y en la cultura vasca de Europa.

—-

Itahisa de Atlantis

La historia que no nos contaron

sieteciudades


La Fricción Vinculante

The Kiss:Ilustración de Gwen Seemel

The Kiss: Ilustración de Gwen Seemel

Las relaciones sexuales juegan un papel preponderante en las sociedades de bonobos, ya que son usadas como saludo, como método de resolución de conflictos, como medio de reconciliación tras los mismos, y como forma de pago mediante favores tanto de machos como de hembras a cambio de comida. Los bonobos son los únicos primates (aparte de los humanos) que han sido observados realizando todas las actividades sexuales siguientes: sexo genital cara a cara (principalmente hembra con hembra, seguido en frecuencia por el coito hembra-macho y las frotaciones macho-macho), besos con lengua y sexo oral.

La actividad sexual tiene lugar tanto dentro de la familia inmediata como fuera de ella, y suele implicar tanto a adultos como a crías. Los bonobos no forman relaciones estables con parejas individuales. Tampoco parecen discriminar en sus comportamientos sexuales según género o edad, con la posible excepción de las relaciones sexuales entre madres y sus hijos adultos; algunos observadores creen que esos emparejamientos son tabú. Cuando los bonobos encuentran una nueva fuente de comida o lugar de alimentación, la excitación general suele desembocar en una actividad sexual en grupo, presumiblemente descargando la tensión de los participantes y permitiendo una alimentación pacífica.

Los machos bonobo practican con frecuencia varias formas de sexo genital entre ellos. Una de las formas consiste en ambos machos colgando de un árbol cara a cara mientras frotan sus penes entre sí. También se ha observado a los machos bonobos realizando esta actividad en el suelo. Una forma especial de la misma, empleada por los machos como reconciliación tras un conflicto, se realiza con ambos tumbados en el suelo y trasero con trasero, mientras frotan sus bolsas escrotales entre ellas.

Las hembras bonobo también usan el sexo genital hembra-hembra (tribadismo) como forma de establecer relaciones sociales entre ellas, fortaleciendo así el núcleo matriarcal de la sociedad bonobo. La estrecha relación entre las hembras les permite dominar la estructura social – aunque los machos son físicamente más fuertes, no pueden plantar cara solos a un grupo unido de hembras, y no suelen colaborar entre ellos de esa forma. Las hembras adolescentes suelen abandonar el grupo en el que nacen para unirse a otro. Esa migración habitual de las hembras hace que el fondo genético de los bonobos se mezcle con frecuencia.

A pesar del enorme incremento en la actividad sexual, la tasa de reproducción no es mayor que la de los chimpancés comunes. Las hembras cuidan de sus crías y las alimentan durante cinco años, y pueden dar a luz cada cinco o seis años. Comparadas con las de chimpancé común, las hembras de bonobo recuperan la actividad sexual mucho antes tras el parto, lo que les permite reincorporarse a las costumbres sexuales de su sociedad. Incluso los animales estériles o demasiado jóvenes o viejos para reproducirse participan en estas actividades sexuales.

http://es.wikipedia.org/wiki/Pan_paniscus

http://www.youtube.com/watch?v=oVJcN81_Abs

———

Itahisa de Atlantis
La Sociedad Bonoba

———